©Jose Cuevas. Todas las imagenes mostradas en esta página web tienen los derechos reservados

 

Hay un momento en nuestras vidas en el que esperamos que llegue "nuestro día". Son más las personas que se han ido que las que están con nosotros. La sociedad no es más la que era. Algunos esperan la llegada del "final" con amigos, otros felices, tristes,... y muchos solos.

La única certeza que tenemos en la vida es la muerte. Un día todos moriremos. La muerte es parte de la vida. Es un punto al que todos cada día nos dirigimos inevitablemente. Al mismo tiempo es donde las personas que realmente amamos están ahora. Es una manera de ir hacia dónde ellos están.

Este es un trabajo muy personal. Surge después de la muerte de una de las persona que más he querido en mi vida, mi abuela y en cierto modo también madre Alejandrina.  En cierto modo es un homenaje a ella. No hay un día desde que se fue en que no piense en ella... pero también es un homenaje a todos aquellos que llegan a la "última estación". No es fácil llegar a la vejez. Debemos aprender de las personas que han vivido y conocen la vida mejor que nosotros... Este trabajo es un homenaje a todos y cada uno de ellos. Los que están y los que ya partieron...

Este proyecto nos hace reflexionar sobre lo que somos y en lo que nos convertiremos. Es una mirada a la última estación de nuestra vida. En nuestra vida sólo hay dos cosas que son ciertas: el momento presente y que un día todos moriremos.

Jose Cuevas.

Octubre 2016.

Facebook Instagram LinkedIn share